Porque más que clientes os considero amigos, porque tenemos un trato cercano, de confianza y respeto mutuo.

En estos días tan difíciles para todos quiero daros las gracias por estar siempre con nosotros. Vuestro apoyo y fidelidad son los que nos han permitido llegar tan lejos en este viaje

Gracias por darnos la oportunidad de materializar lo que era únicamente un pensamiento. Crear una zapatería bonita, en nuestro querido Sobrarbe, con un género de calidad en la que nuestro valor principal fuera un trato personalizado y cálido con nuestros clientes.

Hoy varios años después de iniciar nuestra andadura, en la que nos habéis permitido crecer, nos encontramos en una situación inesperada, pero tenemos la convicción de que volveremos a la normalidad. Quizás las formas de relacionarnos cambien, pero el distanciamiento solo será físico, nosotros seguiremos con nuestra cercanía y amabilidad.

Cuando todo esto pase, os estaremos esperando. De momento seguimos trabajando desde casa preparando colecciones bonitas que alegren nuestros pasos.

Muchas gracias a todos desde el fondo de nuestros corazones.